Cfinanzas-compra_rapido_vende_lento

Finanzas para clubes. Compra rápido, vende lento.

compra-rapido-vende-lento-finanzas


Las finanzas de una entidad nunca son sencillas.

Siempre he sido defensor de pasar los malos tragos rápido, de quitarnos los pesos de encima en cuanto se pueda. Y por supuesto, de disfrutar el máximo tiempo de aquello que nos gusta y nos produce satisfacción.

Pero, ¿hablamos de finanzas, no?

Vamos a aplicarlo a las finanzas deportivas

Tomando en consideración lo anterior, vamos a ver qué pasa si lo aplicamos al campo de las finanzas deportivas (o en cualquier otro campo).

En primer lugar, como todos comprenderemos, para poder comprar algo, bien sea un jugador, un derecho o una manzana, debemos disponer de liquidez.

En ciertos momentos, cuando se afronta un gasto o compra de volumen considerable en proporción a nuestro club, es importante tener en cuenta, la posibilidad de que este gasto puede poner en situación crítica nuestra economía.

Es por ello que, en caso de gozar de buena economía, afrontemos la compra de manera inmediata, evitando tener un gasto fijo mensual que vaya lastrándose hasta la fecha de vencimiento.

Se puede asimilar al dicho “más vale ponerse colorado una vez que ciento amarillo”.

Ahora que podemos, afrontamos la compra y nos quitamos el muerto de encima. Una vez este pagado, solo queda rentabilizarlo. Sin más quebraderos de cabeza que el momento de pagar.

Efectivamente, si no disponemos de liquidez, será importante barajar dos factores para afrontar esa compra:

1 . Plantearse si realmente esa compra es vital para la subsistencia del club. ¿Es necesario desembolsar 10 millones por ese mediocampista cuando en la cantera puede haber una solución que me permita salir esta campaña con el objetivo cumplido? En muchas ocasiones actuamos por instinto y nos falta ese punto de calma y reflexión que permita ver la situación desde otro punto de vista.

2 . Si consideramos que la compra es sí o sí obligatoria. ¿Existen otras alternativas, más acordes a nuestras opciones económicas? Siempre es mejor dedicarle mayor tiempo a una investigación más amplia y profunda para tratar de abaratar lo mayor posible una operación. Puede que nos ahorremos un problema de mayor gravedad a futuro cuando las cuentas no salgan.

¿Y qué hay sobre vender?

Por otra parte, vamos a entender el por qué de vender lento, lo contrario a lo anterior, pero que va intrínsecamente ligado a esta filosofía de finanzas deportivas.

El club Campeones F.C. tiene un activo Y que le genera una rentabilidad importante. Pero está pensando en obtener liquidez y todas las opciones pasan por vender a Y. Vamos a poner que el activo Y, es su delantero estrella.

Ante esto, siempre que la otra parte pueda afrontar las condiciones, se barajan dos opciones claras:

a) Vende en el momento por 3 millones de euros al contado
b) Vende en 24 plazos a razón de 125.000 euros cada uno

Piensa dos veces la opción más adecuada a tu entidad.

 

Podría parecer razonable aceptar los 3 millones y pensar luego ya en gestionarlos como mejor convenga. Sin embargo, la opción b) compromete muchísimo menos la estabilidad del club, es más, es un sustento que facilitará la supervivencia del mismo.

Si se acoge una venta a plazos, te aseguras tener ese ingreso durante la duración del pago, en este caso 24 meses. Con un flujo de entrada fijo cada mes, te permite organizar otras operaciones financieras con mayor holgura y tranquilidad.

No siempre será posible acogerse a esa opción. Existen al menos, dos factores a tener en cuenta para decantarse por la opción a).

1. Estudiaremos la solvencia de la entidad vendedora. Eso nos permite anticiparnos a posibles disgustos por impagos en determinadas mensualidades. En caso de que la solvencia sea dudosa, intentaríamos realizar la venta de manera inmediata en vez de a plazos.

2. Las necesidades de nuestra entidad. Es obvio que si pasamos por un mal momento económico, optemos por ingresar de manera inmediata para poder seguir trabajando y manteniendo la entidad con vida.
Recuerda que dosificar es bueno. Mantener algo positivo (como un ingreso) a lo largo del tiempo, nos aporta solidez y fortaleza como entidad.

De ese modo, estaremos optando por una gestión que se ve planificada a largo plazo, lo cual es muestra de compromiso con el club, algo que es de muy buen agrado por parte de los aficionados, nuestros clientes.

Trata de aplicar esta filosofía en pequeños actos cotidianos y cuéntanos qué tal te va.

¡Hasta la próxima!

Lee también

2 comentarios en “Finanzas para clubes. Compra rápido, vende lento.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *